ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

lunes, 20 de octubre de 2014

"México bronco" (19 de octubre, 2014)

Protestas para exigir justicia para los normalistas de Ayotzinapa (Foto: Proceso)
Inician simultáneamente un nuevo proceso electoral y un nuevo ciclo de protesta social. El segundo, sin duda, genera más esperanza que el primero. Todos sabemos que las próximas elecciones del 5 de julio de 2015, para 500 diputados federales, nueve gobernadores, 661 diputados locales y 1,015 ayuntamientos en 17 entidades federativas, no cambiarán absolutamente nada en el país. La compra masiva de votos y los ríos de dinero de procedencia desconocida que fluirán a los operadores de las campañas y a los medios de comunicación, asegurarán que los mismos intereses de siempre continúen gobernando. En contraste, el creciente movimiento popular a raíz de la masacre de Iguala tiene el potencial de transformar radicalmente a la nación.

Omar García, uno de los valientes normalistas de Ayotzinapa sobrevivientes de la masacre, lo ha dicho con todas sus letras: “Esto que vivimos, con lo doloroso que es, es una oportunidad única de escalar la presión, de lograr una movilización generalizada que trascienda Ayotzinapa, que trascienda Guerrero, que pueda poner fin de una vez por todas a la situación intolerable de violencia e impunidad que está viviendo México desde hace años. Ojalá no la dejemos escapar”. Comparte también las palabras de los padres de familia de los Ayotzis desaparecidos: “Nosotros, por nuestros hijos, estamos dispuestos a dar la vida. Y ustedes ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar?” (Texto completo de la entrevista con Blanche Petriche disponible aquí: http://ow.ly/CQbGQ). 

La gran visión política y enorme valentía de los estudiantes de Ayotzinapa y sus familiares es precisamente lo que requiere hoy el país. En un contexto social en donde predomina el egoísmo, el “agandalle” y la corrupción, se levanta una generosa voz de dignidad rebelde desde las montañas de Guerrero. Estos grandes líderes sociales están dispuestos a sacrificar todo, incluso la vida misma, con tal de conquistar la justicia y la paz para el país entero. Los “chilangos”, normalmente enajenados con nuestra apurada vida cotidiana, tenemos mucho que aprender de su ejemplo. Y todo México tendría que apoyar públicamente a estos jóvenes líderes así como replicar su lucha en nuestras respetivas comunidades, trabajos y escuelas. 

Nunca faltan las voces de siempre que insisten que los movimientos sociales no deberían “desvirtuarse” al incorporar asuntos supuestamente “ajenos” a sus causas iniciales. Por ejemplo, Leonardo Curzio ha acusado a un servidor de “usar” a los estudiantes del politécnico para fines políticos (Véase: http://ow.ly/CQhyU) por haber sugerido, en estas mismas páginas, que la batalla por refundar el Instituto Politécnico Nacional es simultáneamente una lucha por democratizar el país (Véase: http://ow.ly/CQjF8). Y en su cobertura de la masacre de Iguala, los principales medios de comunicación electrónicos han hecho esfuerzos sobrehumanos para presentarla como un asunto estrictamente local dónde no habría complicidad alguna ni del gobierno federal ni de Washington.

Estas perspectivas subestiman enormemente la conciencia crítica y la capacidad de movilización del pueblo mexicano. Tantos años codeándose con políticos corruptos y oligarcas apátridas, han hecho a muchos periodistas pensar que todo México es igual de cínico y egoísta que las élites que dominan al país. 

Pero los acontecimientos de la semana pasada han desmentido de manera contundente esta apuesta por la desmovilización social. En el nuevo mundo de redes sociales y comunicación digital es más fácil que nunca articular luchas y acciones. El paro solidario con Ayotzinapa de docenas de escuelas y facultades de la UNAM, UAM, ENAH, UACM y otras universidades es una excelente señal. Y la ampliación del movimiento en Guerrero para incluir a los maestros de la CETEG y a docenas de ayuntamientos a lo largo y ancho de Guerrero implica una sana expansión de la indignación social. Asimismo, mientras la PGR sigue sin dar resultados sobre la desaparición de los 43 normalistas, los policías comunitarios avanzan con paso firme al encontrar cada día más fosas utilizadas por el narcogobierno para esconder sus fechorías sangrientas.

Los movimientos sociales exitosos son aquellos que saben dictar la agenda de discusión, negociación y presión. Los estudiantes del politécnico, por ejemplo, han dado una gran lección en la materia al rehusarse a dejarse manipular por el gobierno federal o los medios de comunicación. Los estudiantes mandan y las autoridades obedecen. Así se construyen las luchas sociales victoriosas, desde abajo y con gran astucia política. 

El antiguo debate entre la “vía electoral” y la “vía armada” ha sido rebasado por la realidad. Ambas vías fracasaron terriblemente en su intento por transformar el país. Las importantes luchas emprendidas en ambas frentes desde 1968 nos han dejado en una situación igual de ignominiosa que hace 46 años. 

Surge entonces la imperiosa necesidad de articular una nueva vía de aguerrida militancia social que pueda derrocar al neoliberalismo despótico con la fuerza de la razón y la presencia multitudinaria de la ciudadanía en las calles. No es cuestión, desde luego, de apostarle a una “sociedad civil” deslavada, bien portada y controlada por el financiamiento de corporaciones extranjeras, sino al México bronco que siempre ha estado presente en los momentos más cruciales de la historia nacional.

Tampoco se trata de abandonar la democracia electoral o la autodefensa popular. El abstencionismo y el “voto en blanco” solamente ayudan al régimen a acumular más poder. Y en muchas comunidades del país, notablemente en Michoacán y Guerrero, las armas son estrictamente necesarias para defenderse de los narcotráficos en un contexto de total ausencia de Estado de derecho. 

Pero ni el voto ni las armas pueden ser hoy el centro articulador de los movimientos hacia el futuro. Urge ensayar nuevas formas de lucha y de organización. 

Twitter: @JohnMAckerman

(Publicado en Revista Proceso, No.1981)
(C) John M. Ackerman. Todos los derechos reservados.

13 comentarios:

  1. La solución es la desobediencia civil pacífica y un paro nacional:
    http://huelgageneral2014.blogspot.fr

    ResponderEliminar
  2. EXCELENTE ARTICULO ..... 100% DE ACUERDO

    ResponderEliminar
  3. Coincido con la desobediencia civil y un paro nacional, como mejor alternativa de presión, lo económico es lo único que les puede doler.

    ResponderEliminar
  4. ATENCIÓN. Se está olvidando el fundamental precedente de TLATLAYA. Si se quiere apostar de verdad al México bronco, una barbarie debe sumarse a la otra hasta que la IRA DESCOMUNAL DE LOS MEXICANOS DIGNOS aplaste a la Escoria Ladrona. Sin embargo volcarse a las calles es invitar a una represión sangrienta, y yo no creo que queramos MÁS SANGRE. ¿por qué no UN PARO NACIONAL INÉDITO? ¿UN PARO NACIONAL PACÍFICO, quedarnos en nuestras casas sin salir a trabajar hasta que dimita la BESTIOCRACIA? Requiere preparación, pero Ud. es una de las pocas personas con capacidad de convocatoria. AMLO ya no la tiene.

    ResponderEliminar
  5. Ahora resulta que cuando les sale mas las cosas al gobierno federal y sus aliados incondicionales : PAN,PRD Y SALTELITES, ya tienen a su chivo expiatorio llamado MORENA, léase AMLO; los seudomentaristas compinches del sistema como Oscar Mario Beteta y Cía. en su programa radial matutino, busca a toda costa limpiar de culpa al sistema de gobienro actual de todos los acontecimientos lamentables del pais, la única izquierda buena para ellos es la de los "chuchos". Este seudoperiodista cree que todavía la audiencia se cree la sarta de mentiras y calumnias que de ellos emana. Sr. ackerman siga con esta ardua labor de destaparle los ojos al público de los medios serviles al gobierno, que se mantienen con pincitas porque dinero podrá comprarar necesidades pero no conciencias.

    ResponderEliminar
  6. Uno de los lastres más ignomigniosos de nuestra gente, es la apatía, esa rémora que pulula sórdidamente en las calles, esa dejadez que permite al sátrapa usurpar el poder con la anuencia de quienes se cruzan de brazos impotentes. Lo importante ahora - creo- es explorar otras opciones, los procesos electorales nunca han sido garantía democrática y esto que ahora nos sucede se hace extensivo a muchos de los países periféricos, el capitalismo en sus estertores da coletazos demenciales. Tenemos que mutar este sistema putido.

    ResponderEliminar
  7. Ilustrativo y aleccionador el artículo de Ackerman, como casi todo lo que escribe este preclaro. Yo quiero insistir en que AMLO se está volviendo a equivocar al NO marcar un deslinde puntual y tajante de Lázaro Mazón. Como Guerrerense me indigna que este sicario de la democracia que fue como muchos sabemos, el que recomendó, propuso y apoyo al sátrapa de josé luis abarca (con minúsculas), para que fuera candidato y a la postre presidente municipal de Iguala, siga apareciendo como candidato de MORENA a la gubernatura de Guerrero. Exijo claridad. O si es el caso que nos diga AMLO que intereses lo comprometen.

    ResponderEliminar
  8. Felicito al autor por este trabajo y or su desempeño en general, y le pregunto: cuáles serían estas nuevas formas de lucha y de organización, sin descartar el sistema electoral que ha dejado claro que no habrá verdadera alternancia política en México? Dónde queda la rica experiencia de movimientos como el del ez en esta lógica? Qué hacer para sacar a de la modorra a la distinguida sociedad civil urbana de la "clase media" (si existiera; o como dicen acertada aunque involuntariamente los chicanos, de la media clase)?

    ResponderEliminar
  9. La política promueve diversos sistemas como la mejor solución siendo el problema las idea equivocas con las que vivimos. No podemos detener el país tan solo para protestar pues todos necesitamos un hogar donde vivir, alimento para comer y nuestros seres queridos, que nos dan el sentido de pertenecer a un grupo, como animales, como humanos en el mundo, como paisanos en México, como miembros de nuestras familias. Es indispensable estar consciente de estas necesidades para tener una meta real que no es riqueza exagerada ni poder ilimitado. Son solo espejismos que nos han implantado.

    Mohandas Karamchand Gandhi libero India de los ingleses cambiando la conciencia del pueblo hindú, y si mal no recuerdo los griegos con su cultura conquistaron a los romanos que los habían conquistado por la fuerza.

    Hay muchas formas de violencia pro ejemplo el no actuar es una que nos hace cómplices de políticos corruptos narcotraficantes, brutos sin instinto. Tenemos que ser inteligentes y la solución a mi parecer es local e individual. Es la actitud y la determinación de cada uno de nosotros a tomar la responsabilidad y crear un México libre y soberano donde nuestros hijos puedan salir a divertirse y lograr sus metas sin el temor de perder la vida o su dignidad.

    En vez de salir a demostrar para que nos den de palos hay que crear una alternativa de vivir y sustentarnos paralelamente sin necesidad de depender de ellos. Ellos tienen el poder prestado que nosotros les hemos concedido y se los podemos quitar.

    ResponderEliminar
  10. En Grecia La corrupción y el abuso económico de sus políticos llevo el país a la quiebra económica la gente se quedo sin trabajo, sin dinero, el padre impotente se tiro a vicio. la madre busco la seguridad del amante, el hijo se perdió en el mundo criminal del crimen y la drogadicción, la total disolución familiar. Y ya que la familia es el núcleo del país la desolación de México y el mundo.

    Lo interesante es que los griegos por la crisis emigraron de la gran ciudad y buscaron nuevas formas de comercio sustentables y sin un sistema monetario recurrieron al trueque, Intercambio directo de bienes y servicios, sin mediar la intervención de dinero. Y lograron así el cambio y la sostenibilidad local.

    ResponderEliminar
  11. Tenemos que organizarnos localmente, promover nuestros valores por todos los medios posibles y aún con más intensidad que el aparato de promoción con el que cuenta las multinacionales y los los políticos corruptos juntos con sus narcotraficantes cómplices y chichincles. Pues no son mas que sus servidores y cualquiera que entiende la naturaleza del poder saben que solo los que tienen la total visión de las circunstancias que puede ejercer poder y en México son los políticos corruptos que nos están matando con su miseria.

    Ayudarnos mutuamente a encontrar una economía sustentable de la cual puedamos vivir es la solución. Promover centros contra la drogadicción, el alcoholismo, fuentes de trabajos, comprándonos servicios mutuamente en vez de perezosamente ir a las tiendas de las multinacionales. Creando centros culturales donde puedamos entretenernos y divertimos al mismo tiempo que promovemos nuestros valores y juntos como es nuestra tradición mexicana desde niños a ancianos incluidos.

    El día que lo logremos tanto políticos corruptos como narcotraficantes acudirán a nuestros eventos. Y sus símbolos materialistas y su violencia cruel perderán valor y sentido pues están basados en el vació, en la ignorancia y la ingenuidad.

    ResponderEliminar
  12. Como dice María Soledad Cervantes Ramírez en su comentario quedarnos en casa no solo un día sino el resto de nuestra vida y formemos una alternativa con el familiar , el vecino el compañero de trabajo con todo el que uno pueda realizar una alianza.

    Como es posible que nuestros corridos mexicanos orgullo de la nación sea hoy día el medio de los narcos de promoverse como héroes del pueblo. Hay que quitarles los corridos de nuevo hay que crear corridos con nuestros valores promoverlos. El pueblo mexicano no es corrupto. Nuestra tradición indígena nos ha enseñado a coexistir con la naturaleza tomándola en consideración como es posible que el DF contamine Hidalgo con sus aguas negras e Hidalgo se vengue devolviendo la contaminación en forma de verduras contaminadas.

    Como nos criticamos y jamas nos damos la mano es ahí donde esta el cambio pero debemos de actuar inmediatamente por todos los medios posibles. Promover la solidaridad, la ayuda voluntaria que a decir verdad es la única razón por la que el capitalismo ha subsistido.

    Todos lo saben y aunque me consideren un ignorante e idiota ingenuo, todos saben que es el trabajador y su voluntad a aportar su trabajo casi gratuito que sostiene la rentabilidad de sus empresas.
    Al menos no es la destreza del contador de la empresa que produce los valores que disfrutan y todos los saben.

    Hay que luchar por todos los frentes posibles con genio y estilo y hasta la sepultura solo así lograremos un México digno y seguro para todas nuestras familias.

    Curiosamente vivo en uno de los países conocido como uno de los mas social democráticos en escandinavos pero el materialismo y la falta de humanismo los tienen aterrados cuidando sus bienes y escépticos de cualquier extraño. viven fantaseando con sus revistas de viajes puliendo sus autos caros y molestos por cada rayita que baje el precio de su invención ademas de ya no tener tiempo ni para sus hijos. los llenan de juegos digitales, televisores y dinero para compensar por el abandono que padecen por no tener tiempo para ellos a causa de ocupar todo su tiempo para enriquecerse.

    Y ellos son a los que admiramos teniendo valores más sólidos que ellos.

    ResponderEliminar
  13. Si, si, si, la culpa de todo la tiene EPN y el gobierno federal, el PRD, PT, Convergencia, Morena y el peje son inocentes de todo cargo.......

    ResponderEliminar