ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

domingo, 25 de enero de 2015

"Gobierno popular" (25 de enero, 2015)

Alexis Tsipras, líder de Syzria en Grecia, en un acto de campaña (Foto: La Jornada)
John M. Ackerman

Es un grave error visualizar nuestra tarea actual como la de “perfeccionar” la democracia mexicana o emprender una “segunda transición” limitada a la rendición de cuentas y el estado de derecho. Cualquier esfuerzo que no enfrente directamente la cuestión del poder social estará destinado al fracaso. La razón por la cual el país se encuentra en una situación tan delicada es porque las instituciones públicas y la clase política sirven a los amos del poder y el dinero en lugar de servir a los ciudadanos más humildes y vulnerables.

La conquista del poder público por los de abajo constituye un paso necesario para empezar a rectificar. Mientras el Estado se mantenga en manos de élites corruptas que desprecian profundamente al pueblo mexicano, su única función será reprimir, dividir y explotar a la sociedad. Un Estado controlado por el pueblo no podría resolver por sí solo los grandes problemas nacionales, pero por lo menos fungiría como un escudo protector de los intereses populares contra la ambición desmedida y el sadismo sangriento de los poderosos. Y si un gobierno popular lograra un fuerte respaldo social podría incluso convertirse en una palanca para una transformación económica y política de fondo.

La coyuntura global es propicia para el surgimiento de un gobierno popular en México. La crisis de gobernabilidad neoliberal que se vive en el país es similar a la que experimentaron Brasil, Argentina y Venezuela en los años noventa, Bolivia y Ecuador en la primera década del presente siglo, y actualmente España y Grecia. Así como los opresivos sistemas burocráticos del bloque soviético fueron derrumbados por la acción social durante la década de los ochenta, hoy los sistemas de exclusión y corrupción institucionalizadas, de la órbita estadunidense, también se desmoronan frente a la movilización popular.

Los próximos meses constituyen un momento clave en la batalla por transformar las coordenadas del poder público en México. Más allá de la posición de cada quien con respecto a la utilidad del voto, durante el periodo de las campañas electorales la situación política de la nación se coloca en el centro del debate público. Nadie podrá evitar los millones de anuncios de los candidatos ni los debates con colegas y amigos sobre la coyuntura nacional.

La mayor parte de los spots serán un enorme desperdicio de tiempo y un insulto a la inteligencia, pero algunos quizás rompan con el guión establecido de cinismo y superficialidad. Véase, por ejemplo, el histórico anuncio en náhuatl recientemente difundido por el probable candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para la gubernatura de Guerrero, Amílcar Sandoval (vínculo aquí: http://ow.ly/HKuDl).

Llama la atención cómo muchos que se quejan de la baja calidad de la propaganda partidista jamás se atreven a criticar el reprobable contenido de la propaganda privada y pública. Los millones de insultantes anuncios que las empresas monopólicas y las instituciones gubernamentales nos recetan todos los días generan mucho más daño que unos meses de partidistas. Nuestra indignación no debe dirigirse solamente en contra de la clase política corrupta, sino también en contra de los grandes intereses económicos y mediáticos que se sirven con la cuchara grande gracias al servilismo de los políticos.

Pero todo el sistema actual está diseñado precisamente para evitar que se dé este importante paso en el desarrollo de la conciencia nacional. No son gratuitas, por ejemplo, ni la protección especial que ha brindado el INE a la imagen de Joaquín López Dóriga ni los “problemas técnicos” con el nuevo sistema de fiscalización electoral.

Y por si hubiera alguna duda con respecto al contubernio entre las instituciones electorales y el poder oligárquico, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, recientemente acudió a Kidzania en Plaza Cuicuilco para inaugurar un módulo del instituto electoral. Desde que fue construida por el Grupo Carso, de Carlos Slim, encima de las tierras ancestrales de la hermosa Pirámide de Cuicuilco, esta plaza simboliza la destrucción de nuestra historia por los intereses del gran capital. Y hoy Kidzania complementa la ocupación física de terrenos históricos con la ocupación mental de las nuevas generaciones por medio de la sobresaturación de mensajes comerciales que esta escuela de formación neoliberal inyecta a cada uno de sus pequeños visitantes.

El boicot electoral está garantizado. Por desinterés y fastidio, la mayor parte de la población no acudirá a las urnas el próximo 7 de junio. Pero la celebración de elecciones fraudulentas en la mayor parte del país y la postulación de candidatos inaceptables en casi todos los cargos de elección popular también se impondrán.

No tiene sentido entonces perder nuestro valioso tiempo en debates estériles entre los “anulistas” y los votantes. Lo que hagamos o dejemos de hacer durante los próximos meses será mucho más importante que lo que cada quien decida hacer después de desayunar el domingo 7 de junio. Durante las campañas de 2012, por ejemplo, fue mucho más relevante el movimiento #YoSoy132 que el fraude que llevó a Peña Nieto a Los Pinos.

Hoy existen grandes oportunidades para la movilización política y social que habría que aprovechar para seguir acumulando fuerza. Si queremos que el movimiento en solidaridad con Ayotzinapa rinda aún más frutos, todos deberíamos participar tanto en las acciones sociales como en los actos políticos que más nos convenzan durante los próximos meses.

Lo que no se vale es mantenerse inmóvil quejándose cómodamente de la supuesta “apatía” o “colaboracionismo” de los demás. Es precisamente este tipo de actitudes lo que mantiene al sistema corrupto en su lugar. Un verdadero luchador social utiliza todos los medios a su alcance para transformar el poder y jamás acepta su derrota.


Twitter: @JohnMAckerman

(C) John M. Ackerman, Todos los Derechos Reservados
(Publicado en Revista Proceso, No. 1995)

6 comentarios:

  1. La democracia es suficiente en si misma, hace que las elecciones sean irrelevantes; las elecciones sin democracia, son como un beso sin amor.

    ResponderEliminar
  2. Asambleas comunitarias, desde vecinos hasta trabajadores de mercados y demas sociedades trabajadoras, esa sera una buena accion en contra el Estado-Sistema ¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Las candidaturas independientes no son garantía de que los candidatos no sean tan corruptos como los dependientes de los partidos.

    ResponderEliminar
  4. a teoría democrática moderna en práctica en nuestro país tiene la perspectiva de que el público en general, es decir las “masas desorientadas”, deben ser espectadores y no participantes. Se suponen que esas masas se presentan a votar cada 3 o 6 años para ratificar decisiones que se tomaron en otra parte y para seleccionar representantes de los sectores dominantes en una farsa a la que se les conoce como elecciones libres. Esta práctica le es útil al sistema por su efecto legitimador. También, es interesante observar como esta farsa de elecciones libres es promovida desde el nuevo órgano electoral que se llama INE y después desde los mismos partidos políticos mediante hábiles campañas de relaciones públicas que se dan antes de los comicios con las consecuentes carretadas de dinero que se utilizan en lavarle el cerebro a los electores y las cuales van a parar a las arcas de unos cuantos corporativos que controlan los medios más importantes.
    Las anclas fundamentales de una democracia realmente representativa son la libertad, la solidaridad y la oportunidad que tienen los individuos de escoger la manera de ganarse el pan de cada día de una manera digna y además la oportunidad de participar en los cambios sociales.
    La forma de gobierno en México no es democrática ni representativa de la gente. El concubinato del poder económico con el poder político relega a las masas a ser solamente espectadores y cualquier beneficio que la gente recibe es por mero accidente, o como consecuencia de políticas públicas que mayormente benefician a la elite privilegiada gobernante, así como a los oligarcas que esta protege. Las corporativos tanto nacionales como extranjeros son inmensamente más poderosos que el estado y que los individuos y avanzan en su objetivo de maximizar ganancias a costa de la gente.
    Coca-Cola es un clásico ejemplo de un corporativo con un poder ilimitado que incide en las políticas públicas para verse favorecidos. Se requieren de 3 vasos de agua para elaborar uno de Coca-Cola y a pesar que el costo de elaboración de ese vaso de cola es insignificante comparado con el precio al público, la compañía maximiza sus ganancias, pagando precios irrisorios por esa agua y por la mano de obra para producir el producto al que millones de mexicanos son adictos; entonces las ganancias siempre están al alza. Ese corporativo tiene co-optados a todos los funcionarios públicos que tienen que ver con el manejo del agua en México y goza de concesiones para extraer agua de los mantos acuíferos y para utilizar toda el agua que requiera de otros cuerpos de agua nacionales y es claro que estas prebendas, Coca-Cola las obtiene mediante la compra de voluntades de muchos operadores políticos de tal manera que terminan pagando cantidades irrisorias por las cantidades astronómicas de agua que consumen. Mientras que los usuarios domésticos de agua terminan pagando tarifas que siempre van al alza y son mucho más altas que las que pagan los concesionarios de la marca Coca-Cola en México.

    ResponderEliminar
  5. Pienso llaman error o experimento a algo que realmente no lo fue. Toda esa estrategia fue diseñada, planeada y efectuada "desde arriba" y el objetivo principal fue, como lo evidencian los hechos (y las encarcelaciones de Mireles, Mora y casi un millar de autodefensas genuinos): ELIMINAR EL MOVIMIENTO AUTODEFENSA y mantener los cotos de poder de la corrupción y el crimen organizado a costa de lo que fuera necesario. Jamás se tocaron los intereses de las mineras chinas, el negocio principal de fondo que originó despojo de tierras campesinas, secuestros, asesinatos, extorsiones y cobros "por piso". El plan de Castillo sease oligarcas políticos corruptos, continúa intacto. Los templarios y los narcos de jalisco y Estado de México se reparten ahora territorios del sur de Michoacán. A la población común le siguen haciendo creer la historia de "conflictos entre grupos en localidades 'focalizadas', riñas y viejas rencillas, etc". Castillo aplicó gansterilmente el viejo adagio de Maquiavelo "divide y vencerás", por él otros asesinaron, despojaron a cientos de campesinos que hubieron apoyados a sus defensores autodefensas. El crimen organizado se re estableció en Michoacán pero ahora con una nueva forma semiisntitucional dirigida por el gobierno. De hecho Castillo le ahorró el trabajo al ejército, o lo sustituyó de forma más efectiva sin la imagen de un ejército represor. En los pasillos en Washington se corren rumores de que, entre otras sugerencias Obama enlistó la pacificación de Michoacán. Días después del regreso de Peña Nieto, Castillo es removido de su nefasta "comisión". Washigton tenía información detallada de los negocios de tráfico de recursos mineros de la costa michoacana a los buques chinos y españoles esperando embarques en Manzanillo y Mazatlán. No sobra obviar que las maniobras de Castillo, obedecidas favorecían a los crecientes intereses chinos en México, cosa que obviamente no es tolerada por los intereses gringos. hasta su remoción Castillo cumplió eficientemente su comisión cabalmente gansteril. Bajo las olas las corrientes se mueven en otras direcciones.

    ResponderEliminar