ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

lunes, 2 de noviembre de 2015

"Guerrero: las masacres que vienen" (Revista Proceso, 1 de noviembre, 2015)

General Salvador Cienfuegos, Secretario de la Defensa Nacional
John M. Ackerman

Todos sabemos cómo termina esta película. Primero se declara el colapso de las instituciones de seguridad pública lo­cales para justificar la intervención de las “fuerzas federales”. Acto seguido se nom­bra a un general de la Fuerzas Armadas “coordinador” o “enlace” para el “opera­tivo conjunto” en el estado correspon­diente. Más tarde el mando federal acu­mula tanta fuerza que se convierte en la figura política principal en el estado. Por último, el gobierno militar de facto impo­ne su “ley” y se generalizan las masacres indiscriminadas en contra de ciudadanos inocentes, así como las detenciones arbi­trarias de activistas sociales.

El primer acto del nuevo gobernador priista de Guerrero, Héctor Astudillo, in­mediatamente después de tomar protesta de su cargo el pasado martes 27 de octu­bre en el Congreso estatal, fue organizar una vistosa reunión pública en el puerto de Acapulco junto con los secretarios de la Defensa, Salvador Cienfuegos; de la Marina, Vidal Soberón, y de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

En esta segunda toma de protesta frente a quienes realmente mandan en la entidad se anunció que llegarían miles de nuevos elementos federales para “refor­zar la seguridad”. Asimismo, se nombró al general Alejandro Saavedra Hernández, comandante de la IX Región Militar, coor­dinador general de la nueva estrategia de total militarización de Guerrero.

La “nueva estrategia” de seguridad pública de Astudillo viola de manera fla­grante el artículo 129 constitucional, el cual señala tajantemente que, “en tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”. La jurisprudencia en la materia (por ejem­plo, Tesis 38/2000) también es explícita al señalar que las fuerzas castrenses única­mente pueden trabajar en auxilio de las autoridades civiles, y nunca sustituirlas o suplir sus funciones constitucionales.

La estrategia ya ensayada en Michoacán, el Estado de México, Tamaulipas y Ja­lisco se traslada hoy a Guerrero. Astudillo no será más que una correa de transmi­sión, en realidad un “comisionado federal” más, para las órdenes emitidas desde la Ciudad de México. Estos lineamientos, a su vez, responden a los mandatos emitidos por las fuerzas armadas de Estados Unidos y los circuitos financieros internacionales. Guerrero ya no es digno de ser llamado ofi­cialmente un “estado libre y soberano”. A partir del 27 de octubre sería más correc­to referirse a esta entidad como el “estado militar y subyugado de Guerrero”.

Un día después del anuncio de Astu­dillo de su “nueva estrategia de seguridad pública”, varios agentes federales ingre­saron a la comunidad de Carrizalillo, del municipio de Eduardo Neri, junto al río Balsas, para aprehender al líder comuni­tario Roberto López García. Sin embargo, los pobladores no lo permitieron y detu­vieron a dichos elementos bajo la acusa­ción de que estarían trabajando bajo las órdenes del grupo criminal Guerreros Unidos.

A los ciudadanos de Guerrero les queda perfectamente clara de cuál lado se encuentran las autoridades en la lu­cha por la paz y la justicia en el estado. Frente a la traición de las instituciones públicas, es en los dignosluchadores sociales y en los pocos políticos valientes que se han aliado con las causas ciudadanas donde habría que depositar nuestra confianza.

Los funcionarios nombrados por Astudillo revelan claramente las redes de intereses que controlarán al gobierno estatal. Su secretario de Gobierno es Florencio Sa­lazar Adame, antiguo diputado, presidente municipal y líder priista. En el año 2000, Salazar Adame saltó del barco para fungir como “coordinador nacional de Adhesio­nes” para la campaña de Vicente Fox, con quien sería después coordinador del “Plan Puebla-Panamá” y secretario de la Refor­ma Agraria. En este segundo cargo foxista, uno de sus más importantes asesores y funcionarios era el ahora perredista y marcelista Armando Ríos Piter. Posterior­mente, durante la campaña presidencial de Calderón en 2006, Salazar Adame fun­giría como secretario general adjunto del PAN. Hoy este “chapulín” profesional y ca­cique local regresa a casa con el gobierno priista de Astudillo.

Gracias a los reportajes de la revista Proceso nos hemos enterado de que Astu­dillo también colocó a los hijos de Manuel Añorve Baños y de René Juárez Cisneros en puestos importantes de la adminis­tración. El nuevo gobernador también ha invitado a colaborar a figuras políticas cercanas a Elba Esther Gordillo, como José Luis González en la Secretaría de Educa­ción, y Ángel Aguirre y Jorge Salgado Parra en el Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos.

Una vez más se confirma el mito de la supuesta “transición democrática” en Mé­xico. Lo único que ha ocurrido durante los últimos 15 años ha sido la circulación de la misma clase política de siempre entre diferentes partidos y puestos políticos. La lógica del poder caciquil, represor, neo­liberal y corrupto sigue siendo exacta­mente igual que antes. Todos tenemos la obligación ciudadana de participar en la construcción de un nuevo bloque históri­co con suficiente fuerza para renovar de manera profunda y radical las coordena­das de la política nacional.
_________________
Twitter: @JohnMAckerman

Publicado en Revista Proceso, No. 2035
(C) John M. Ackerman, todos los derechos reservados

10 comentarios:

  1. My written Spanish is pathetic but fortunately thanks to Ayotzinapa my reading in Spanish has greatly improved and I do agree with what you have just written particlarly as i had anargument with aMexican friend who old me the army didn't need a coup because they were pulling the strings from the wings which was quite cunning for the military (I mean)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. The army doesn't need a coup because the top brass and quite a lot of high rank officers are and have always been either pampered servants of the ruling oligarchy or members of it. Also it doesn't hurt that their pockets get a very plentiful linning from both sides of the [war on drugs] system -the government and the cartels, that playa for the most in the same team and are so closely intertwined that at many places they are one and the same.

      About those pulling the strings from the sides, I totally agree with the view expressed in the article: "Estos lineamientos, a su vez, responden a los mandatos emitidos por las fuerzas armadas de Estados Unidos y los circuitos financieros internacionales".

      Eliminar
    2. The army doesn't need a coup because the top brass and quite a lot of high rank officers are and have always been either pampered servants of the ruling oligarchy or members of it. Also it doesn't hurt that their pockets get a very plentiful linning from both sides of the [war on drugs] system -the government and the cartels, that playa for the most in the same team and are so closely intertwined that at many places they are one and the same.

      About those pulling the strings from the sides, I totally agree with the view expressed in the article: "Estos lineamientos, a su vez, responden a los mandatos emitidos por las fuerzas armadas de Estados Unidos y los circuitos financieros internacionales".

      Eliminar
  2. La transición democrática de México, tiene el mito de la Constitución de 1917, son producto de reformas constitucionales. El cambio de paradigma no es tal, las reformas constitucionales, como los cambios de los gobiernos tienen dos efectos: Primero, sostener los significantes hegemónicos partidistas y todas sus malas costumbres y practicas violatorios de derechos sustentadas constitucionalmente y segundo, simular un cambio y reconstituir las promesas con la complicidad de las televisoras y los medios de comunicación del PRIestado. Atentos en la construcción del bloque histórico para la renovación significativa.

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo con el Sr. Ackerman, esto ya se salió de control, los enemigos núm. 1 de la sociedad son los gobiernos que han comprado el poder y no fueron electos del voto consciente. ¿Hasta dónde podrá aguantar la sociedad mexicana tanto robo descarado y saqueo a la nación?

    ResponderEliminar
  4. Este acto que cometió el gobernador de Guerrero en Acapulco ha sido para amedentrar a los habitantes de ese Estado y para anunciarles efectivamente la represión que se avecina. Gracias por poner al corriente a la población de México sobre los actos violatorios de la Constitución y precisamente a éste del artículo 129. Los que tenían que ser servidos públicos han traicionado al pueblo y ahora sólo se puede depositar la confianza en esos dignos luchadores que son reprimidos día con día. Es imprescindible que la sociedad participe a la reconstrucción de un nuevo bloque histórico, como usted lo llama, para la transformación de la política nacional.

    ResponderEliminar
  5. Exacto es la repetición de un modelo que ha fracasado en los estados donde se ha implementado y que para lo único que ha servido es para la violación flagrante de los derechos humanos y el uso indiscriminado de recursos públicos en perjuicio de los programas sociales. Excelente artículo.

    ResponderEliminar
  6. John: Ha sido toda una revelación la forma tan cálida y sencilla de su trato personal. Pero a la vez, también es sorprendente con qué claridad y facultad abordó los temas de su conferencia. Muchos de mis alumnos, ya entendieron (de viva voz) la importancia de diferenciar las mejores fuentes de información.
    También le agradezco hacerme llegar su columna semanal a mi correo. Personas como Usted hacen recuperar la confianza de un futuro mejor para nuestro país.

    ResponderEliminar
  7. Tuve variedad de maestros que me hablaron de mismos temas que publica frecuentemente o de los que habla en su libro de "El mito de la transición democrática" maestro. Es increíble como pude conectar muchos datos y crear una conciencia más crítica gracias a esa lectura, tuve la oportunidad de escucharlo y ver también la presentación de dicho libro en mi ciudad. Gracias por compartir sus conocimientos y puntos de vista. Trasciende en mi su visión con la mía, y estoy segura con la de muchos mexicanos que creemos en un país mejor posible.

    ResponderEliminar