ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

lunes, 4 de septiembre de 2017

"Aprender del fraude" (Revista Proceso, 3 de septiembre, 2017

John M. Ackerman 

En los próximos días, Alfredo Tercero asumirá el trono de Toluca para seguir malgobernando el Estado de México. El primo de Enrique Peña Nieto se dedicará en cuerpo y alma a saquear todos los recursos de la entidad con el fin de canalizarlos hacia la elección presidencial de 2018. Si bien fue importante para el régimen mantener el poder sobre la entidad más poblada de la República, la próxima elección presidencial será literalmente una cuestión de vida o muerte para el partido de estado, el PRI, y sus aliados pactistas del PAN y el PRD. 

¿Qué hemos aprendido de la experiencia con el fraude en el Estado de México? ¿Cómo evitar que las elecciones federales de 2018 tengan el mismo desenlace que las locales de 2017? 

La lección más importante es que las instituciones electorales son nuestros peores adversarios. No solamente se hacen de la vista gorda frente al fraude sino que promueven activamente la impunidad y el atropello de la ley. 

Hay que desconfiar del árbitro. Es necesario acabar con cualquier resquicio de ingenuidad institucionalista para asumir directamente, como ciudadanos, la responsabilidad de garantizar el ejercicio de la soberanía popular el próximo año. 

Para muestra, un botón. El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) ha rechazado la solicitud ciudadana de #NiUnFraudeMás (http://niunfraudemas.org/) de revisar todas las boletas electorales utilizadas en la pasada elección para gobernador del Estado de México, con el fin de verificar el conteo oficial, con el argumento que la transparencia generaría “un riesgo o amenaza a la seguridad nacional”. De acuerdo con el Comité de Transparencia del IEEM (resolución 00245/IEEM/IP/2017), la opacidad es necesaria para “evitar especulaciones [que] pondrían en riesgo el Estado Constitucional y de derecho y se amenazaría la gobernabilidad democrática”. 

Más claro ni el agua. Para las autoridades electorales, la principal amenaza para la gobernabilidad, el Estado de derecho y la seguridad nacional no es el fraude, sino la información y la conciencia ciudadanas. El IEEM concibe a sí mismo como una iglesia dueña de la única verdad y visualiza a los ciudadanos como un rebaño que en lugar de “especular” deben limitarse a obedecer, callarse y aceptar la dura realidad de la normalización de la imposición autoritaria. 

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha respondido con el mismo desdén despótico al rechazar el amplio recurso ciudadano, de más de 150 fojas, presentado por #NiUnFraudeMás a favor de la nulidad de la elección para gobernador del Estado de México. En su sentencia (SUP-JE-48/2017), los magistrados de la Sala Superior niegan que los ciudadanos tendríamos el derecho a contar con gobiernos electos democráticamente en elecciones libres, limpias y auténticas. 

De un plumazo, abdicando su plena jurisdicción y sin argumentación alguna, desechan los artículos 39 (referente a la soberanía popular), 40 (sobre la república representativa y democrática) y 41 (sobre la celebración de elecciones libres y auténticas) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Escondiéndose en una lectura literalista y burocrática de la Ley de Medios de Impugnación en Materia Electoral, el máximo tribunal de justicia electoral ha resuelto que los únicos con “interés jurídico” en contar con autoridades legítimas electas democr[aticamente serían los candidatos y los partidos. 

En otras palabras, de acuerdo con las instituciones electorales, los ciudadanos no somos más que un estorbo para la democracia. 

La triste realidad es que hemos regresado tres décadas en materia de justicia electoral. Nos encontramos hoy en exactamente la misma situación que en 1988, antes de la creación del Instituto Federal Electoral (IFE), en que la única forma para hacer valer la soberanía popular es por medio de la acción directa en las calles y las urnas. 

Ya no tiene sentido alguno exigir a las autoridades que “cumplan con su mandato constitucional” o que “se abran a la ciudadanía”. Tampoco podemos esperar pasivamente que el único partido ciudadano y de oposición, Morena, haga todo el trabajo por nosotros. 

La responsabilidad se encuentra en nuestras manos. Todos y cada uno de los ciudadanos del país tenemos la obligación de organizarnos desde ahora para ir formando enormes cinturones de paz, de vigilancia y de legalidad con suficiente fuerza para garantizar el ejercicio de la soberanía popular en 2018. 

¿Seremos capaces de hacer nuestra parte o nos quedaremos en las gradas observando como desaparecen a México del mapa? 

Twitter: @JohnMAckerman

(C) John M. Ackerman, todos los derechos reservados
Publicado en Revista Proceso, No. 2131

13 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Ackerman,está demostrado que todo lo que se ha hecho por revertir el fraude electoral realizado por el PRI y cómplices en el EdoMex,no es suficiente para revertir el fraude cantado para las elecciones de 2018.Las autoridades electorales, jurídicas y políticas son las mismas. Ni siquiera se ve interés por promover formas concretas de organización contra el fraude. Valdría la pena organizar "brigadas ciudadanas contra el fraude electoral del 2018". Por lo menos se se documentarían y contabilarían los pormenores del mismo. Es decir,por sí sola,este tipo de organización sería insuficiente. Pero crearía más conciencia entre la ciudadanía que está en contra del fraude. Hay que escuchar a la población,pedirle su opinión,no solo imponerle decisiones de escritorio. Queda muy poco tiempo. Una de las formas de demostrar el movimiento,es andando.

    ResponderEliminar
  3. John, al avalar el fraude electoral los integrantes de instituciones como el IEEM y el TEPJF, no han hecho mas que cumplir con su función para la que fueron impuestos, esperar cualquier otro resultado sería peor que ingenuidad.
    Es en las casillas donde se cocina el fraude, con actas con resultados tan burdamente alterados como los vistos en la elección del Estado de México, donde la votación registrada en actas, llegó incluso a superar el cien por ciento de las boletas asignadas a una casilla. Tradicionalmente morena y antes el PRD, en forma muy misterosa, nunca han cubierto la totalidad de casillas con sus representantes, llegando incluso a cubrir menos del 70% en algunas elecciones, lo que le dejan al "PRI" el camino libre para alterar las actas de casilla como se ha visto, y finalmente el TEPJF sólo tiene que desechar fácilmente todas las impugnaciones y con las actas fraudulentas de las casillas dar el triunfo a su candidato.
    En vista de todo lo anterior, sólo cuando la ciudadanía tome la responsabilidad de velar por la jornada electoral, se podrá tener el verdadero resultado de la votación, que aunque prácticamente imposible, sólo se podría lograr con la cobertura del 100% de las casillas, con 3 o más observadores electorales ciudadanos por casilla, observadores que estén completamente capacitados y determinados para impedir que se cometan actos fraudulentos de cualquier tipo en cada una de las cerca de 150 mil casillas de elecciones federales. Mientras esto no se lleve a cabo, las elecciones van a seguir siendo una farsa y una burla, con la única finalidad de darle legitimidad al gobierno, y para que en base de esa "legitimidad" continúe con la Devastación de la NACION MEXICANA impunemente.

    ResponderEliminar
  4. Se lo advertí a Ackerman, en Xalapa, Ver. Junio de 2016 durante un Congreso, en donde él fué el primer orador y habló de la democracia en el país.
    Mi pregunta esa ocasión fue: ¿Qué sigue despues de que las vías electorales se nos cierran desde los pinos?
    Saludos al Dr. Ackerman!!

    ResponderEliminar
  5. Estimado Dr. Ackerman, el INE es el SISTEMA y éste es la ESCORIA LADRONA o como diría López Obrador la Mafia del Poder. No se puede votar en México porque NO EXISTE DEMOCRACIA EN MEXICO. HAY PARTIDOCRACIA. Yo creo que los mexicanos que medran del sistema del narcogobierno son millones, entonces hay que contar con millones de mexicanos conscientes en toda la república mexicana, y Morena tiene a buena parte de esos mexicanos conscientes. Vuelvo a insistir en que la opción electoral está cerrada, y hay que poner en práctica un plan cuya estrategia es pacífica, segura y legal como la de Rescatando a México. Si millones en todo el país se unen en brigadas o células (el nombre poco importa) para organizar el elemento de fuerza que acabará con esa mafia, se tienen todas las de ganar. Todo aquél interesado en refundar al país desde abajo por lealtad a la patria y no al dinero que corrompe, puede encontrar dicho plan en @Rescatando_a_MX. Ojalá se considere seriamente esta opción.

    ResponderEliminar
  6. No veo ninguna opinión acerca de que el sistema medieval de hacer las votaciones hasta en nuestros días, trae consigo una serie de fraudes que los pueden ocultar o disimular de alguna manera. Es necesario instaurar el VOTO ELECTRONICO de ya, es menos falible, en Venezuela se utiliza esta herramienta y no han tenido tanto problema. Si aun hay tiempo, debemos exigirlo, de lo contrario sera misma cantaleta, o actuar contra esos individuos que han secuestrado las insituciones electorales de manera radical para darles una lección, tienen nombre y apellido, son los causantes directos del desastre nacional y la miseria de millones de compatriotas. México ya no soprta un fraude mas.

    ResponderEliminar
  7. Que hará la SHCP, ante la creación de empresas fantasmas para lavar dinero? abona esta situación la idea de DT de que los mexicanos somos delincuentes, violadores; la dupla LVC-JAMK tendrá argumentos para rebatir al Imperio.

    ResponderEliminar
  8. ESTA ADMINISTRACIÓN federal HA ENVIADO UNA ENSEÑANZA A LOS JÓVENES QUE ACTUALMENTE ESTÁN ESTUDIANDO UNA CARRERA PROFESIONAL, LA VIOLACIÓN A LAS LEYES POR EL GOBIERNO, ESO ES PELIGROSO PORQUE ESTAN CREANDO UNA EJEMPLO DE IMPUNIDAD, LA SOCIEDAD CIVIL DEBE SER FUERTE Y EXIGIR LA RESPONSABILIDAD Y CASTIGO DE LOS CULPABLES

    ResponderEliminar
  9. El fraude electoral se perpetra en todos los procesos o etapas de la elección: a)Intimidación a electores por parte de sindicatos y organizaciones de origen corporativistas; b) Operadores territoriales del PRI, PAN y PRD con la compra del voto a ciudadanos vulnerables; operadores de los programas asistencialistas; C) en las casillas a la hora del escrutinio de los votos y el levantamiento del acta de cierre; d) al registrar en el Programa de Resultados Preliminares.
    Las brigadas de vigilancia propuestas por el Dr. Ackerman son una opción más. Localizar a los operadores y darles a conocer que están siendo observados y leerles la cartilla para que sepan a que atenerse.

    ResponderEliminar
  10. Dr. Ackerman sólo con la indiferencia y apatía que existe entre los MEXICANOS, la SUPREMAS CORTES DE MAFIOSOS tienen más que suficientes argumentos para poder seguir en el PODER... Da lástima caminar por las calles de esta NACIÓN y ver cómo la GENTE MEXICANA se mueve con esa característica de FRIVOLIDAD que desde la colonia hemos adoptado y hecho nuestra y que cuando "juandieguito se nos aparece con toletes y metrallas asesinando como moscas", es entonces cuando levantamos el grito al cielo y pasado un tiempo se acaba como llamarada de petate... Pero, sigo teniendo FE EN LA ESPERANZA DE CAMBIO de esta PATRIA VILIPENDIADA Y ENSANGRENTADA...

    ResponderEliminar
  11. Dr. Ackerman sólo con la indiferencia y apatía que existe entre los MEXICANOS, la SUPREMAS CORTES DE MAFIOSOS tienen más que suficientes argumentos para poder seguir en el PODER... Da lástima caminar por las calles de esta NACIÓN y ver cómo la GENTE MEXICANA se mueve con esa característica de FRIVOLIDAD que desde la colonia hemos adoptado y hecho nuestra y que cuando "juandieguito se nos aparece con toletes y metrallas asesinando como moscas", es entonces cuando levantamos el grito al cielo y pasado un tiempo se acaba como llamarada de petate... Pero, sigo teniendo FE EN LA ESPERANZA DE CAMBIO de esta PATRIA VILIPENDIADA Y ENSANGRENTADA...

    ResponderEliminar
  12. Dr. Ackerman sólo con la indiferencia y apatía que existe entre los MEXICANOS, la SUPREMAS CORTES DE MAFIOSOS tienen más que suficientes argumentos para poder seguir en el PODER... Da lástima caminar por las calles de esta NACIÓN y ver cómo la GENTE MEXICANA se mueve con esa característica de FRIVOLIDAD que desde la colonia hemos adoptado y hecho nuestra y que cuando "juandieguito se nos aparece con toletes y metrallas asesinando como moscas", es entonces cuando levantamos el grito al cielo y pasado un tiempo se acaba como llamarada de petate... Pero, sigo teniendo FE EN LA ESPERANZA DE CAMBIO de esta PATRIA VILIPENDIADA Y ENSANGRENTADA...

    ResponderEliminar
  13. Definitivamente que son los ciudadanos quienes pueden poner un alto a este secuestro de las instituciones electorales.Hay que organizar células en los barrios, en las instituciones educativas post-secundarias, hasta el último rincón si es posible y dar formación a estas personas para que sean capaces de detectar las irregularidades y denunciarlas inmediatamente con el fin de evitarlas al máximo. La vigilancia de estas elecciones debe comenzar con evitar la compra anticipada de votos, las amenazas, las boletas pre-marcadas favoreciendo a un partido (el PRI, porque es el especialista en el fraude electoral)y denunciar ampliamente estas acciones de ostigamiento a la ciudadanía. Al mismo tiempo, solicitar a los organismos internacionales que se ocupan de los derechos humanos y contra el fraude electoral (ya los han enviado a ciertos países en Africa) de facilitar sus servicios para estos comicios en México. Ya no es posible tanto cinismo de las autoridades que se supone que tienen que velar por la transparencia del voto y por la democracia. Ya basta!!!

    ResponderEliminar