ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

lunes, 21 de octubre de 2013

"Fraude institucionalizado y reforma electoral" (20 de octubre de 2013)

Funcionarios del IFE// Foto: Eduardo Miranda, Proceso.com
John M. Ackerman 

“Quien no invierte 10 millones de pesos en una campaña no gana, el que no compra votos el día de la elección no gana, el que no reparte despensas y otras cosas, tampoco”. Son las palabras de Zac Mukuy Vargas Ramírez, Secretaria de Asuntos Juveniles del Partido de la Revolución Democrática, expresadas a la periodista Claudia Herrera de La Jornada. La dirigente partidista resume con toda claridad la naturaleza corrupta de nuestro sistema político. En nuestra “democracia” mercantilizada la posibilidad de dirigir la nación no es un asunto abierto a ciudadanos bien intencionados, con liderazgo social o con propuestas creativas, sino un negocio reservado exclusivamente para políticos experimentados en la recaudación de fondos de procedencia desconocida, la compra de lealtades y la manipulación mediática. 

La situación que resume Vargas Ramírez es la triste realidad de todos y cada uno de los partidos políticos actuales. No gana quien juega respetando las reglas, sino quien patea con más fuerza el tablero. Mentiría el dirigente partidista o funcionario electoral que afirme lo contrario. 

Esta deplorable situación es el legado directo de José Woldenberg, Luis Carlos Ugalde y Leonardo Valdés, quienes han custodiado nuestra “transición” fallida desde 1996. La gran mayoría de los consejeros y magistrados electorales, tanto federales como locales, también han contribuido gustosos a generar esta situación al sacrificar la objetividad, inteligencia y valentía que tendrían que caracterizar su actuación para sustituirla por conductas pasivas, parciales o abiertamente corruptas. 

El remplazo del Instituto Federal Electoral (IFE) por un nuevo elefante blanco llamado Instituto Nacional Electoral (INE) evidentemente no resolverá el problema. No se echará de menos al viejo IFE, pero muy probablemente el nuevo engendro sea aún menos efectivo que su antecesor. 

Con la creación del INE la soberbia de los ocupantes de la casona de Viaducto Tlalpan rebasará cualquier límite. Los nuevos virreyes de la “democracia” no solamente podrán negociar votos y lealtades en función de los comicios federales, sino que también tendrán entre sus manos las riendas de las elecciones estatales y municipales del país. Las oportunidades para la búsqueda de nuevos cargos, empleos y acomodos políticos se ampliarán y, si llegan a jugar bien sus cartas, los consejeros gozarán de un futuro pos-burocrático lleno de lujos y prebendas. 

Más allá de cualquier reforma legal, lo más importante son los perfiles de quienes dirigen las instituciones. Un buen funcionario electoral no busca lucrar personal, política o económicamente con su cargo, sino entregarse a la defensa de las causas ciudadanas y a enfrentar a los poderes fácticos. Un efectivo consejero electoral tampoco se esconde en los laberintos de la simulación legalista, sino que se asume como un auténtico líder social. 

Ya basta de tímidos burócratas y ambiciosos ególatras cuyas mayores preocupaciones son la elección del restaurant para su próxima cena de “trabajo” o el destino de su próximo congreso internacional. Habría que colocar una nueva generación de consejeros y magistrados que se distingan por su humildad, valentía y dignidad. 

Los detalles de la nueva legislación electoral evidentemente también tienen su relevancia. El ámbito más importante es el de la fiscalización y la vigilancia de las campañas electorales. Específicamente, la nueva legislación debería dejar perfectamente claro que el IFE, o el INE, no es un simple “árbitro” de las contiendas electorales sino un verdadero órgano regulador de la competencia política. 

La autoridad debe ser obligada por ley a vigilar de manera activa y en todo momento cada aspecto del proceso electoral. Por ejemplo, el IFE tendría que desplegar miles de observadores equipados con la más alta tecnología para contabilizar de manera independiente todos y cada uno de los gastos erogados por partidos, candidatos, militantes y simpatizantes en los 300 distritos electorales. Las autoridades también tendrían que ejercer una vigilancia escrupulosa y en tiempo real de absolutamente todos los depósitos realizados por cualquier persona física o moral en las cuentas bancarias de las principales empresas mediáticas, así como de sus filiales, socias y aliadas. Y el día de la jornada electoral, el IFE debería ser obligado por la ley a organizar un enorme operativo de vigilancia electoral fuera de las casillas electorales para prevenir y documentar el acarreo, la compra y la coacción del voto. 

El actual proceso de fiscalización burocratizado y casi exclusivamente ex-post ha resultado ser una enorme simulación. La ley tendría que requerir la dictaminación de todos los informes y la resolución de todas las quejas en la materia antes de la calificación de la validez de las elecciones. Y la norma evidentemente también debe incluir el rebase de topes de gasto de campaña como causal de nulidad automática de la elección. 

Nos encontramos en una situación de fraude electoral institucionalizado y consolidado. La única forma en que un ciudadano puede defender la soberanía popular e influir en las políticas públicas es por medio de la protesta social. Es por ello que los maestros disidentes y los jóvenes activistas son nuestros demócratas más destacados. 

A quienes les incomodan las protestas habría que recordarles que estas manifestaciones son síntomas de un problema estructural más profundo de ilegitimidad democrática. En lugar de caer en el perverso juego del linchamiento mediático habría que trabajar arduamente para desplazar a la caduca clase política con nuevos liderazgos juveniles así como recuperar el espacio político-electoral como un escenario de competencia auténtica y debate informado. 


Twitter: @JohnMAckerman

(c) John M. Ackerman (Todos los derechos reservados)

(Publicado en Revista Proceso, Núm. 1929)

15 comentarios:

  1. Excelente escrito John, lamentablemente existen muchas personas que se han o hemos involucrado en los procesos del IFE interna o externamente, es decir, colaboradores directos del IFE o ciudadanos como yo que nos hemos sumado a los conteos de votos y cuidado de casillas, "legitimando" el obscuro papel del IFE. A mi personalmente me quedó claro como nosotros, ciudadanos "de a pie", sin intenciones políticas (ni politiqueras) nos han involucrado en los fraudes, al realizar conteos cuando se han impugnado procesos electorales, pero que fueron cristalizados mucho tiempo incluso antes del día de las votaciones, cuando el conteo era solamente para legitimar los fraudres previos: compra de votos, carruseles, mapacheo electoral, coacción del voto, y un largo etcétera de acciones. Aquí en quintana roo se observa igual de fraudulento el IEQROO que el IFE, mismo actuar pobre, principalmente del TRIFE que con lentitud y parcialidad establece multas y sanciones. A mi parecer el IFE debería de desaparecer, y crearse un nuevo órgano facultado por ciudadanos, esos líderes que mencionas que existen en todas las poblaciones y estados del país, o retomar el IFE con seriedad y desvincularlo hoy de la partidocracia, sin embargo no es posible legalmente ni tampoco socialmente, porque la gente se encuentra asqueada, cansada de lo que llaman "política" o "politiquería"... por esa actitud estos espacios en instituciones se encuentra literalmente secuestrados por gente de dedazo y partidos oficialistas... finalmente, secuestrados por la partidocracia. Felicidades John por tus innumerables artículos de conciencia social y política.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo!.... y lo mas importante es SACAR A LOS PARTIDOS DEL IFE YA!!!!..... POR ESO SE "HECHO A PERDER" EL IFE!!!! HA SIDO YA TOMADO DESDE DENTRO POR LOS PARTIDOS, EN ESPECIAL EL MAS NEFASTO, SUPER CORRRRRRUPTO Y TRANSA DE TODO MEXICO: ASI ES ADIVINARON ***EL PRI***...... NO POR NADA EL PRI AHORA ES CONOCIDO COMO EL PRIFE..... Y LO MISMO PASA EN CASI TOOOOOOOOODOS LOS ORGANISMOS ESTATALES HAN SIDO TOMADOS POR EL PRI, LOS DEMAS PARTIDOS Y POR EL GOBERNADOR EN TURNO!!!!! YA BASTA!!!! NO + PRI!!!!! *****URGE LA REMOCION DE LEONARDO VALDES ZURITA***** QUE ES CASI ABIERTAMENTE PRI ISTA Y NECIO DEFENSOR DE EPN EL PRESIDENTE IMPUESTO CON $$$$$ DE LA MAFIA, ENCUESTAS FALSAS, MEDIOS IMPRESOS PROSTITUTOS (COMO LA PRI - CARLOS SALINAS - OEM), REPORTEROS CORRRRRRUPTOS Y TV CHAFA (COMO TELERISA TV PRI-ZTECA)...... ADEMAS DE TARJETAS MONEX, SO-PRIANA Y MUCHAS DESPENSAS DE SEDESOL Y DE LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS!!!!..... MEXICO LAMENTABLEMENTE YA NO ES UNA DEMOCRACIA!!!!

    ResponderEliminar
  3. Ante la partidocracia, la tecnocracia y dinerocracia (si cabe el término) nos queda por formar cuadros de jóvenes sin los vicios de la corrupción, el autoritarismo, la ignorancia y el desinterés. Las Instituciones de Educación Media Superior y Superior son los espacios. Hasta que los corderos se conviertan en leones. Saludos Dr. Ackerman

    ResponderEliminar
  4. TODO ESTO ES CIERTO pero la realidad es que el pueblo pueblo ya no aguanta más, la baja del PIB indica que la gente no tiene sino para comer y eso lo mínimo, el mercado interno está en ceros porque no hay dinero para comprar ¿que no se dan cuenta de que con más impuestos será peor?

    ResponderEliminar
  5. Una vez más J.A. analiza un aspecto de nuestro podrido, corrupto y obsoleto sistema político, es increíble la perversa y hasta masoquista relación burocracia electoral - sociedad, les pagamos groseros sueldos para que perviertan la parte electoral del sistema y la conviertan en un vulgar negocio. Mientras estemos sujetos a la brutal imposición neoliberal de sobre vivencia económica que destruye nuestra cultura, e inhibe nuestra creatividad, tenemos pocas alternativas de cambio.

    ResponderEliminar
  6. Excelentes comentarios de John Ackerman, ademas de muy apegados a esta triste realidad. El problema principal parte de la misma cabeza del gobierno, ahi se prohija la corrupcion y por ende la impunidad, mientras ellos siga la misma tonica veo muy lejano un cambio sustantivo en las elecciones del pais, es triste, muy triste...

    ResponderEliminar
  7. La burocracia del IFE is similar a todas las altas burocracias, igual estan en todas las instituciones. Lo unico que les interesa son sus altos salarios y el poder que tienen para obstaculizar el ejercicio democratico. Me parece muy buena su propuesta pero tengo la impresion que personas con ese perfil no les dan cabida en el poder, pues este requiere 'cuadros' que les garantize la reproduccion de todo lo existente. No obstante, existe otra arista del problema que al personaje de la entrevista del PRD le deberia dar pena, y es que nunca se han preocupado por generar procesos educativos con la masa depauperada de este pais y eso lo hace totalmente vulnerables a que por un plato de lentejas voten por el PRI. No obstante tuve la fortuna de presenciar el testimonio de dos mujeres indigenas tarahumaras, con una vida de sufrimiento que usted ni siquiera puede creer que en pleno siglo XXI esto pudiera suceder, ellas votaron por AMLO, y votaron poniendo su corazon en la esperanza de que este pais cambiara y no cambio. Que, como, podemos hacer para cooparticipar en procesos educativos que contrarresten los efectos de la television?, del significado del dinero como simbolo de poder? que podemos hacer para que los ciudadanos recuperen su dignidad y pierdan el miedo? creo que no es solo una cuestion de los que el IFE haga, que es ciertamente muy importante, es tambien estrujar la resignacion y la conciencia de trepadores sociales que se incuba en el mexicanos. Que podemos hacer? Empezando por el PRD que tienen las mismas mañas que el PRIAN, deberian preocuparse por educar hecho que no es una estrategia relevante para ellos. De tal forma que el juego de poder en Mexico es un juego entre ellos (las elites desclasadas seducidas por el brillo). El testimonio de estas dos mujeres a mi me conmovio porque dentro de su sencillez creyeron que su voto iba a ser respetado y no lo fue. Y nunca las han respetado en nada desde que nacieron.

    ResponderEliminar
  8. Estimado John: Planteas de manera clara el problema y los antecedentes. Pero pareces ignorar el tema fundamental que queda escondido en uno de los párrafos que escribes "Con la creación del INE la soberbia de los ocupantes de la casona de Viaducto Tlalpan rebasará cualquier límite". El problema es que la existencia de leyes -buenas o malas-, sin autoridades honestas que las hagan respetar, son letra muerta, es decir una inutilidad. Es claro el ejemplo de los paisanos que en USA son ciudadanos ejemplares y que al llegar a México; se estacionan en doble fila, son irrespetuosos y todo les vale una chingada. -no digo que allá no exista corrupción- pero aquí ya se nos paso la mano.

    Un abrazote,

    Horacio

    ResponderEliminar
  9. El Dr. Ackerman se ha distinguido por ser objetivo en sus comentarios y una vez más señala, de manera directa, el problema de fondo en materia electoral. A los ciudadanos que estamos en contra de los gobernantes y funcionarios públicos ladrones, corruptos, tramposos, mentirosos y demás adjetivos calificativos que caracterizan a la clase política encabezada por el pri-pan, ife-prife, horrorable congreso de la unión, suprema corta de justicia y demás inspriituciones que desgobiernan a este pobre país, les pido que hagamos causa común y empecemos a difundir comentarios, como los del Dr. Ackerman, entre nuestros familiares, vecinos, en la escuela, trabajo, etc, a fín de concientizar a los ciudadanos ignorantes. !Basta ya de soportar a este grupo de canallas!

    ResponderEliminar
  10. Muy buen artículo, pero una solución eficaz para evitar que los partidos políticos sigan devorando los pocos despojos de democracia en este país es que al famoso INE lo conformen ciudadanos de Dinamarca o extraterrestres, por que como bien expresan aquí, la corrupción ya nos sobrepasó, y mientras haya quienes sigan llamando al presidente "el señor presidente" (todos sabemos que no es señora) seguirá existiendo el servilismo que va de la mano de la corrupción.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡Urge!!! en el país;una estrategia, que permita a nuestro pueblo saber que actitud asumiremos desde las próximas elecciones,así como establecer las bases de un plebiscito lo mas inmediato posible sobre la actuación presidencial.Debido a que no es posible seguir soportando "iniciativas" y "ajustes"a una economía ya en si "vapuleada"y deteriorada.

    ResponderEliminar
  12. Hay que saber invertir los 10millones , hay que saber en quien invertir los 10millones. desafortunadamente el PRD no supo hacerlo y ni hablar.
    Las protestas son solo una cara de la inconfromidad de la realidad actual, pero una vez mas, estas protestas son sin fin alguno por eso estan destinadas al fracaso. La Izquierad tiene que reinventarse descubrir nuevos valores, encontrar nuevos dirigentes con ideas frescas .

    ResponderEliminar
  13. Vargas Ramírez, miente, ciertamente los partidos acostumbrados a hacer tranzas, realizan estas por inercia, pero no son estas las que dan los triunfos, estos ya están decretados de antemano, aún antes de las elecciones, solo que los partidos son unos puercos que les gusta revolcarse en el lodo aún innecesariamente, pues ta vez es mejor que el pueblo sepa que alguien"compro unas elecciones" a que todo el mundo sepa que las elecciones no sirven para nada, que solo son, como esa famosa frase hoy tan en boga, "puro atole con el dedo"

    ResponderEliminar
  14. No olvidar que es la ciudadania la que vota y la que impone condiciones, es decir el mercado manda... si la ciudadania responde ante la entrega de despensas, si la ciudadania tolera y se le olvida el tema de seleccion de candidatos y su capacidad intelectual es pobre como para lograr castigar con el voto a los malos representantes, es logico que los partidos tengan estrategias perversas. Nadie es madre de la caridad y al final la culpa no la tiene el indio, sino quien lo hace compadre...debemos antes de querer imponer un sistema democratico, construir valores democraticos en nuestra poblacion y esto nace desde la familia y en donde se puede influir mas, que es en la comunidad... buena oportunidad para lograr instituciones dentro de la comunidad que permitan una adecuada capacitacion y formacion. el nuevo INE deberia lograr un tema transversal junto con la secretaria de educacion y con sedesol... la democracia requiere construccion de valores para poder funcionar...saludos

    ResponderEliminar