ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

lunes, 28 de noviembre de 2016

"Golpe de Estado silencioso" (Revista Proceso, 27 de noviembre, 2016)

John M. Ackerman 

La intromisión de las fuerzas militares en la vida política y social del país ha llegado a extremos intolerables que ponen en riesgo tanto la institucionalidad democrática como la soberanía nacional. Hoy atestiguamos el equivalente a un golpe de Estado subrepticio y silencioso. Si la sociedad no detiene la militarización rampante, Los Pinos pronto podría ser ocupado por un general. 

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha presentado en la Cámara de Diputados una iniciativa que para una nueva Ley de Seguridad Interior, que tiene el objetivo de normalizar la participación inconstitucional de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública y de control social interno. 

La aprobación de esta iniciativa implicaría una transformación radical en el papel de los militares en la vida nacional. Normalmente, los soldados solamente pueden participar en asuntos de “seguridad nacional”. Y el artículo 129 de la Constitución es absolutamente claro: “En tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”. 

Sin embargo, la propuesta del Diputado César Camacho Quiróz, en cumplimiento de órdenes giradas por Enrique Peña Nieto y el Secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, habilitaría a los militares para involucrarse también directamente en asuntos de “seguridad interna”. Y este concepto lo define de la manera más abstracta y general: cualquier asunto que “ponga en peligro la estabilidad, seguridad o la paz pública”. 

Con la nueva ley, los militares ya no se dedicarían exclusivamente a defender el territorio patrio y a suplir a las autoridades civiles en casos de emergencia, sino que se transformarían en responsables permanentes del “orden” interno y, por lo tanto, en una fuerza política pluripotenciaria y autónoma capaz de intervenir por voluntad propia en casi cualquier momento. Es decir, se autorizaría formalmente la persecución castrense de la oposición política y los movimientos sociales en todo el país. 



Desde que Felipe Calderón sacó a los militares masivamente a las calles en 2006, supuestamente para combatir al narcotráfico, el gobierno federal ha dicho que la militarización de la seguridad pública era necesaria como una medida estrictamente temporal, mientras se avanzaba en el proceso de depuración y profesionalización de los cuerpos policiacos municipales, estatales y federales. 

Hoy, 10 años más tarde, vemos que Calderón mintió desde el primer momento. La profesionalización policiaca nunca avanzó y ahora los partidos del Pacto por México han decidido simplemente reemplazar a los policías con militares. 

Hace unos meses, el PRIANRD ya reformó tanto al Código de Justicia Militar como al Código Militar de Procedimientos Penales, con el fin de permitir que los ministerios públicos y tribunales militares se entrometan de manera indiscriminada en asuntos civiles, con cateos a domicilios particulares y edificios gubernamentales, así como espionaje directo a comunicaciones personales. 

Con la Ley de Seguridad Interior se consolidaría y se expandiría esta lógica. La ley permitiría a los militares desplazar totalmente al ministerio público en la investigación de delitos cometidos incluso por civiles. También abriría la puerta para un sistema de espionaje político-militar generalizado, al permitir a los soldados utilizar cualquier medio de recolección de información. 

Aún más preocupante es que esta nueva ley busca darle la vuelta al procedimiento plasmado en el artículo 29 constitucional para declarar la suspensión de garantías en casos de “perturbación grave de la paz pública”. Aquel procedimiento constitucional obliga al Presidente a recibir la autorización del Congreso de la Unión y requiere que la suspensión sea forzosamente “por un tiempo limitado”. 

En contraste, la nueva ley permitiría al Presidente de la República realizar de manera unilateral una declaratoria de afectación a la seguridad interna, y para un tiempo indeterminado. Es decir, se eternizaría la presencia castrense en nuestras calles, con todo lo que ello implica respecto de la violación sistemática de los derechos humanos y la libertad de tránsito, de expresión y de reunión. 

Lo más grave, sin embargo, es el daño que esta nueva ley significaría para la soberanía nacional. No es ningún secreto que las fuerzas armadas mexicanas hoy no sólo siguen órdenes de las autoridades mexicanas sino que también obedecen a los mandatos de Washington. Fue el gobierno de Vicente Fox quien acomodó a la milicia mexicana dentro del marco del Comando Norte de los Estados Unidos (NORTHCOM) en 2002. Y un porcentaje cada vez más grande de generales, comandantes y cadetes miliares mexicanos reciben una parte importante de su entrenamiento militar en los Estados Unidos. 

El Secretario de la Marina, Vidal Soberón, recientemente fue nombrado Comandante de la Legión de Mérito del Gobierno de los Estados Unidos y tiene comunicación constante con los altos mandos castrenses en aquel país. Y hace unos meses Soberón le entregó personalmente al jefe del NORTHCOM, William Gortney, la Medalla de Distinción Naval y Mérito Militar Primera Clase de México. 

Así que si los vendepatrias del PRIANRD logran la aprobación de su nueva Ley de Seguridad Interna, el pueblo mexicano no solamente estará sujeto a la constante intromisión de las fuerzas militares en nuestras vidas sino que nuestra información y nuestras libertades también se colocarían bajo el control directo de Donald Trump. 

En lugar de aumentar la intromisión de un fascista en nuestros asuntos internos, hoy es un buen momento para recuperar nuestra larga tradición de dignidad nacional y solidaridad latinoamericana. Hay que dirigir nuestras miradas hacia el sur. 

Twitter: @JohnMAckerman

Publicado en Revista Proceso No. 2091
(C) John M. Ackerman, todos los derechos reservados

26 comentarios:

  1. Excelente Articulo como de costumbre de John A. y no olvidemos que la historia de la milicia esta llena de traiciones a la nacion desde la colonia hasta el mexico revolucionario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola buenas noches, tiene usted mas información acerca de la historia de la milicia y las traiciones de la nación?. Saludos Juan Isidro.

      Eliminar
    2. ¿Acaso no ha conocido desde la dizque intérprete llamada "la Malinche", Hasta los "soplones" del ejército de Morelos quienes fueron los culpables de su detención y posterior ejecución?se ordeno ejecutar a Morelos en Ecatepec, pero el arrastrado del oficial encargado de llevarla a cabo, ordenó que torturaran a Morelos para "sacarle la mayor información". Las autoridades Españolas creyeron prudente no humillar más a Morelos, por su Jerarquía Sacerdotal, el capitán traicionó el protocolo servilmente torturando de manera brutal al llamado "Siervo de La Nación"

      Eliminar
  2. Evidente golpe de timón del régimen para mantener a toda costa la dictadura con máscara de democracia que impera en nuestro país.

    ResponderEliminar
  3. este es un jodido pais si Donald no nos lo expropia, o hay golpe de estado nos invaden los guatemaltecos de que nos sirve tanta democracia y riqueza nacional si a nosotros pobres pendejistanies no toca puro chile......

    ResponderEliminar
  4. Obviamente que aquí en México vamos a seguir las políticas que se han llevado a cabo en EEUU, como la militarización, el espionaje y la supresión de todo tipo de libertades. Y luego imagínate si gana AMLO, podrá confiar en el EMP? No creen que el ejército podría sabotear su trabajo? Durante décadas, el ejército ha sido leal al presidente, pero porque han sido producto del sistema político, si hay alguien que podría ser vulnerable a un golpe de estado, ese sería AMLO.

    ResponderEliminar
  5. Lo que atinadamente comenta el Dr Ackerman es un peligro para México, igual de catastrófica que las nefastas reformas aprobadas por los mafiosos del pripanprd; es imprescindible que todos los que estamos en contra de lo antes señalado, nos unamos para sacar al país de la grave crisis.

    ResponderEliminar
  6. Los mexicanos deben abrir los ojos de una vez por todas, para que esta vez AMLO sea quien gane, aunque ya a ganas o peor está vez tendrán que dejarlo ganar.

    ResponderEliminar
  7. Pues votaremos por AMLO a ver como nos va !!!!

    ResponderEliminar
  8. Tal parece que en México hemos olvidado las experiencias nacional y sudamericana.

    ResponderEliminar
  9. Yo de loco votaría por AMLO, y el no sacaría de esta situación ni sacaría a este país, metería a toda la bola de corruptos que tuvo en su gabinete, y el ejército se ha demostrado que en labores de Seguridad Publica no sabe y en ninguna Ciudad que han estado al frente han bajado los niveles de violencia porque ellos no están capacitados para eso, solo recuerden de donde salieron lo "Z" los militares se vuelven corruptos por el sueldo de miseria que tienen, y los altos mandos solo están recibiendo la información y na hacen nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vete a chingar tu madre con tus comentarios repetitivos, se ve de inmediato tu buen gusto por el PRIANISMO.

      Eliminar
    2. La corrupción ya llegó al tope y esto de la militarización del pais sería el acabose, necesitamos ahora mas que nunca un patriota como AMLO, a pesar de tu opinión sin fundamento.

      Eliminar
  10. la verdad es mejor no botar por ningun perro porque ya cuando tienen el huezo ellos mismos nos tragan de eso no hay duda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no votas, los que son beneficiados de esta corrupción, lo harán y seguirás peor como hasta ahora. por lo consiguiente tienes que elegir por el que no pertenezca de lleno al grupo atracomucho.

      Eliminar
  11. ....en el sexenato mediocre del patan de Fox,...Fidel Castro dijo : que USA terminaria tragandose a Mexico gracias a presidentes panistas o priistas.....y ya lo estamos viendo con estos sexenios de desgracia legislativa contra la democracia.

    ResponderEliminar
  12. La traición a nuestra patria con dolo, por debilidad o ignorancia ha sido una terrible desgracia para nuestro pueblo a lo largo de la historia; gobiernos sin dignidad, sin soberanía.

    ResponderEliminar
  13. Es una verdadera lástima! Desde 2006 , ganamos y no nos dejan gobernar, les regalan pantallas, nos vigilan, nos esclavizan, nos desunan, nos empobreciendo, nos matan, asesinan, desaparecen, nos encarcelan y torturan, y todavía hay quien los defiende, eso es masoquismo puro, el mal de Estocolmo!
    #VotoMasivo por #morena y no nos ganan.
    #VotoUtil y lograremos rescatar el País de las garras de la Mafia del poder!
    #ApagaLaTelePrendeTuCerebro o nos lleva la fregada!!

    ResponderEliminar
  14. En nuestro país y por décadas se ha introducido militares estadounidenses a través de la CIA. No lo olvidemos la corrupción y control de las masas por parte del Estado. Se acerca las elecciones de 2018. Tienen que preparar el terreno por las muchas insurgencias que aparezcan..

    ResponderEliminar
  15. Quien sabe si sería mejor que nos gobernaran los militares que el actual gobierno...probablemente serían más autoritarios pero con toda seguridad tendrían un sentido mucho más alto del honor, la soberanía y del deber. La infiltración de Trump en asuntos internos es hasta ahora una mera especulación y lo que si es un hecho es que tenemos un gobierno nefasto lleno de ignorantes, ladrones y traidores a la Patria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acaso no leíste bien el artículo, ahí explica quienes conforman el bando militar, pura gente alineada con usa.

      Eliminar
  16. Gracias Sr. Ackerman por su atinado análisis de la situación actual del país, pongámonos en guardia para el 2018, solo nos queda de 2 sopas AMLO o el PRIANRD corrupto hasta la médula y vendepatrias, démos el beneficio de la duda con el voto útil a morena.

    ResponderEliminar
  17. México está en un momento crucial, de grandes definiciones, necesitamos salvaguardar las libertades que aún tenemos, ampliar nuestros derechos y evitar caer en un mayor despotismo que vulnere aún más el legado de las luchas históricas de nuestro pueblo. La militarización que supla a las funciones del orden civil trae consigo graves riesgos y significaría un retroceso para la sociedad mexicana de por sí lastimada por la creciente desigualdad, desempleo, pobreza y estancamiento económico producto de políticas erráticas que solo han beneficiado a cada vez menos, que son los interesados en mantener un orden injusto, incluso echando mano de torcer las leyes que nos han dado mediana estabilidad. Llegó la hora de emprender acciones conjuntas para una democracia donde el pueblo sea el protagonista en la construcción del México con equidad, soberanía, progreso y desarrollo humano. Lo cual será posible cuando las decisiones fundamentales partan del pueblo mismo ante el actual divorcio entre la mayoría de los representantes o mandatarios y sus mandantes que somos los ciudadanos. Gobernar de la mano ambas partes, hoy es el imperativo.

    ResponderEliminar
  18. Acuérdense, por favor, que los militares siempre han sido nocivos a los habitantes de la República Mexicana; recuerden al principal dictador que tuvo México: don Porfirio Díaz; no fue militar de carrera, pero tuvo mucha inteligencia para aprovechar la experiencia que le dejó la guerra de Reforma y luego la Intervención Francesa en nuestro país; después pasó por un período de tranquilidad y cuándo volvió a la brega política ejerció un cacicazgo nacional del cual formá parte el ejército profirista; de ahí en adelante hasta que surgió la Revolución, cuya parte más combativa fue la de Pancho Villa, porque todos los demás fueron puros convenencieros y traidores a los ideales de México: Carranza, Obregón, Calles y finalmente el que hizo algo por devolverle la tranquilidad a los mexicanos fue el general Lázaro Cárdenas, y, después de él, una bola de cinocéfalos que hicieron lo que quisieron con este pobre país... Miguel Alemán, Ruiz Cortinez, López Mateos, Gustavo Días Ordaz, Luis, el inolvidable por lo del 2 de octubre y luego el 10 de junio, Echeverría Álvarez; López Porpillo; En la Madrid, nos dió, Hurtado; el Chupacabras Salinas de Gortari; y mejor ahí le paro porque al rato se van a vomitar...

    ResponderEliminar
  19. Importante saber!! Defendamos a México!!!

    ResponderEliminar
  20. Unamos nuestra fuerza de ciudadanos alineandonos en el voto a la verdadera oposición con Morena y exijamos a Obrador que exija honestidad a sus colaboradores y no haya impunidad; vamos contra los entreguistas, vigilemos las elecciones de 2018 con la sociedad organizada, para evitar que la estructura del INE y el Tribunal electoral nos vuelvan a robar la elección; no podemos darnos el lujo de desaprovechar esa oportunidad, porque cada vez será más difícil nuestra vida en este total atropello de nuestros derechos humanos que hace el actual régimen neo esclavista dirigido desde Washington. Sr. Ackerman, nos unimos a sus esfuerzos patrióticos.

    ResponderEliminar