ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

domingo, 8 de enero de 2017

"Saqueadores" (Revista Proceso, 8 de enero, 2017)

A Julio Scherer García, luminario del periodismo mexicano, a dos años de su partida
John  M. Ackerman

El verdadero saqueador de México se llama Luis Videgaray. 

El flamante Secretario de Relaciones Exteriores fue el arquitecto de la reforma energética que ha regalado nuestro oro negro a las grandes empresas trasnacionales y disparado los precios de la gasolina. Como Secretario de Hacienda, Videgaray redactó la Ley de Ingresos de 2017 que incluye los actuales gasolinazos. Durante sus cuatro años a cargo de las finanzas del país, el mexiquense endeudó al país como quizás ningún otro personaje en la historia. 

Entre 2012 y 2016, la deuda pública pasó de 34.3% a 50.5% del Producto Interno Bruto (PIB). Durante 2017, todos los mexicanos pagaremos la cantidad de 569 mil millones de pesos, el equivalente a 2.8% del PIB, solamente por el concepto de servicio a los intereses de la deuda. Pero si continúa la devaluación del peso mexicano la cantidad será aún mayor ya que una gran parte de la deuda está cotizada en dólares estadounidenses.

Videgaray fue, en parte, responsable de la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos. La visita del magnate neoyorkino a México en plena campaña presidencial fue crucial. La conferencia de prensa en Los Pinos, el 31 de agosto de 2016, permitió que un hombre profundamente racista, machista, fascista y, sobre todo, anti-mexicano pudiera dar la imagen de ser un hombre de Estado y supuestamente “amigo” de los mexicanos. Videgaray y Enrique Peña Nieto utilizaron el poder y los recursos del Estado mexicano para influir en los resultados electorales del país vecino. Fue una intervención aún más insidiosa y preocupante que la supuesta intromisión de Vladimir Putin en aquellos comicios. 

Ahora nos encontramos en la indignante situación en que un confeso enemigo del pueblo mexicano con nula experiencia en la diplomacia será el responsable de defender México del embate conducido por su amigo Trump en contra de todos los mexicanos. El ataque ya inició con la cancelación de inversiones en México de parte de las empresas Carrier y Ford. Y no tardan en llegar tanto las expulsiones masivas de mexicanos residentes en los Estados Unidos como la construcción de un enorme muro en el Río Bravo. 

Y en estas eventualidades ya sabemos de cuál lado del balón estarán Videgaray y Peña Nieto. Para ellos, hacer perder a México es un gran negocio.
Ahora bien, con respecto a los otros “saqueadores”, quienes la semana pasada se llevaron una gran cantidad de mercancías de supermercados y tiendas de autoservicio, toda la evidencia apunta a que fueron orquestados desde el mismo poder. Múltiples testimonios, videos y audios documentan como policías del Estado de México participaron directamente en los ataques a los establecimientos comerciales e incluso ofrecieron dinero a ciudadanos para participar en los operativos. Simultáneamente, un ejército de “bots” a favor de los saqueos se activaron en las redes sociales con el fin de alentar el caos. También se circularon audios vía WhatsApp con mensajes aprócrifos sobre la inminencia de un golpe de Estado o una masacre generalizada de la población.

Este tipo de guerra psicológica primero fue ensayado por el Gobierno de los Estados Unidos en el Golpe de Estado de 1954 en Guatemala. Por medio de la difusión de rumores falsos con un canal apócrifo de radio generaron una psicosis generalizada que permitió que un pequeño grupo de soldados entrenados por los Estados Unidos, al servicio del General Guatemalteco Carlos Castillo, pudieran derrocar rápidamente al gobierno democrático de Jacobo Arbenz. Hoy se utilizan las mismas estrategias, pero no para derrocar a un gobierno popular sino para mantener en el poder a un pequeño círculo de amigos y compadres de Peña Nieto en medio de la enorme ola de indignación social.

Este tipo de guerras psicológicas tiene dos objetivos. 

Primero, se busca generar miedo para desalentar la protesta. La idea es que los ciudadanos se queden inmóviles en sus casas en lugar de reunirse con sus compatriotas en repudio al mal gobierno. Un cartel digital que recibió un servidor vía WhatsApp, por ejemplo, señalaba enfáticamente que la estrategia más efectiva para protestar el aumento de los precios de los hidrocarburos sería quedarse en casa y simplemente “NO HACER NADA”. Más claro ni el agua.

Por otro lado, se busca que las exigencias ciudadanas abandonen la importante solicitud de revertir el gasolinazo y en su lugar reclamen de manera desesperada la imposición de “orden” por medio de la utilización de la fuerza del Estado. En otras palabras, el objetivo es allanar el camino para la próxima aprobación de una nueva Ley de Seguridad Nacional que impondría un estado de excepción permanente en todo México, analizado recientemente por un servidor en estas mismas páginas (véase: http://ow.ly/J5Qe307J2Sg

Desde el primer día del actual sexenio, el 1 de diciembre de 2012, el gobierno de Peña Nieto ha recurrido a este tipo de estrategias de provocación y de miedo cada vez que se levanta la ira ciudadana y el pueblo se atreve a tomar las calles y las redes. También lo ha implementado en las coyunturas electorales. Tanto en 2015 como en 2016 se buscó desalentar la participación electoral por medio de mensajes de miedo enviados a miles de celulares, particularmente en Veracruz. Lo que vivimos la semana pasada fue apenas una pequeña prueba de lo que el gobierno tiene preparado para la histórica elección presidencial de 2018. 

En este contexto, hoy duele más que nunca la ausencia de Don Julio Scherer García a dos años de su lamentable partida. En el enrarecido contexto actual de desinformación y manipulación mediática es hoy particularmente indispensable contar con medios de comunicación profesionales y cercanos a la gente como Proceso. Gracias Julio, Gracias Rafael y gracias a todo el equipo de la revista por su trabajo cotidiano y por el enorme honor de poder compartir estas páginas con tan distinguidas plumas y valientes periodistas.

Twitter: @JohnMAckerman

Publicado en Revista Proceso No. 2097
(C) John M. Ackerman, Todos los derechos reservados

12 comentarios:

  1. Estimado John M. Ackerman:

    He seguido tu trayectoria desde hace varios años, y me pareces muy bien articulada en lo oral y, lo confieso, más en lo escrito. Es grato leer tu compromiso como ciudadano "de a pie" acudiendo hacia la marcha, hacia la protesta, no limitándote nada más a ser un líder de opinión.
    Con la preparación que tienes, me gustaría pedirte un artículo (que creo, no se ha abordado) dando tu punto de vista, sobre lo que yo publiqué hace unos días en mi cuenta de fb, <> y que tiene que ver con ésta manipulación (mensajes de whatsapp, bots, "videovándalos", etc.) en donde se ve un reflejo muy claro de cómo trasladamos inmediatamente nuestra indignación (producto de la manipulación) a un dejo de odio y de repudio, a mi gusto, que lastima leer.

    Recibe un cordial saludo desde Coatzacoalcos, Veracruz.

    ResponderEliminar
  2. Gracias John por darnos una visión general y asertiva de la realidad con respecto a lo que sucede Política y Social y Económicamente en nuestro país, debo confesar que me arde la cara de vergüenza por que ahora que tenemos la verdad frente a nosotros somos incapaces o eso pareciera de hacer que las cosas cambien, debemos considerar que esta verdad que nos presentas solo llega a algunos cuantos lo cual no da el efecto esperado, entonces esta en nosotros difundirla ... saludos y seguiré muy pendiente de tu blog

    ResponderEliminar
  3. Gracias John, nuevamente me llena de orgullo leer tu reflexión,que es una radiografia mas de la enfermedad que quieren provocarle a la poblacion " miedo-ansiedad " ambas "paralizan y obnuvilan" las buenas acciones, y apuestan a la "insurreccion " que ellos provocan. Pienso que está próximo la recuperacion. Las palabras bien articulada que parte del corazon,fortalece a la razon que nos asiste,MEXICO. MEXICO, VIVA MEXICO.

    ResponderEliminar
  4. Gracias John por su artículo que presenta la situación actual del país. Efectivamente, es una vergüenza la nominación de Luis Videgaray como Secretario de Relaciones Exteriores. No bastan todos los insultos que el presidente designado de los Estados Unidos ha hecho a los mexicanos, sino que al traidor que ha vendido los recursos energéticos del pueblo de México, se le ponga en un puesto clave. Nos preguntamos si ¿es un premio o es para que la venta del país y las corruptelas pasen mejor? Actualmente el pueblo de México está muy enojado y ha tenido una fuerte reacción ante el alza del precio de la gasolina. La fuerza de estas protestas debería de ser canalizada para que la gente se organice y se conscientize con vistas a un cambio. Ya no es posible aceptar tanta traición y tantas injusticias. Es el momento de tomar nuevos rumbos, crear, renovarse, innovar; las decisiones que se están tomando en el vecino país del norte van a ahorcar a México si no se piensa en nuevas estrategias de producción y de consumo. Se requieren las ideas de los investigadores, de los ingenieros, de los técnicos, de toda persona u organismo que pueda aportar su experiencia, su saber, sus capacidads para llevar hacia adelante a México. Basta de la dependencia con los Estados Unidos, a cabalgar solos¡¡

    ResponderEliminar
  5. Desde el poder estos apátridas y viles funcionarios priístas que conforman el gobierno, utilizan la táctica de la bandera falsa para tener el pretexto de reprimir y la excusa para culpar al pueblo de los saqueos, cómo sacudirnos esta escoria? estos parásitos abyectos? ya encontraremos la manera, no podemos resignarnos a perder anuestro México.

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo a su maestro CSG, EPN quiere salirse con la suya a través de los Pactos, afortunadamente nadie le cree, excepto su seguidores del Gpo. Atlacumlco y la burocracia política; creo que hoy más que nunca la información veraz va a jugar un papel importante, a través de todos los medios y todas las formas posibles, los escollos son los trolls, Peñabots, los analistas mercantilistas y los poderes fácticos.

    ResponderEliminar
  7. Es un deleite leer tus análisis periodísticos, muy acertados,hay que desenmascarar a los falsos gobiernos y apátridas. no mas saqueos a nuestro pueblo y país.

    ResponderEliminar
  8. Como me gustaría ser uno de tus alumnos en la Universidad, John.

    ResponderEliminar
  9. La vieja estrategia de intimidación a través de las redes sociales no va a dejar que la población se siga manifestando en contra de la cúpula del poder. Donde sólo se Enrique-cen unos cuantos. No queda otro camino que la organización - manifestación. ¡¡¡Todos somos uno y uno somos todos!!! A defender la patria de la zopilotada...

    ResponderEliminar
  10. El subsidio a la gasolina era un privilegio de las clases alta y media, que son las que están muy enojadas. Los perjudicados eran los sectores bajos que tenían que cargar con ese privilegio del que gozaban indebidamente.

    ResponderEliminar
  11. ME GUSTARIA LLAMAR A CUENTAS AL LIDER SINDICAL CARLOS ROMERO DE CHAMPS,Y SUS HIJOS QUE DE FORMA GROTESCA SE PRESENTARON EN REDES SOCIALES PRESUMIENDO DE VIAJES,AUTOS,YATE,Y MUCHO DINERO QUE DEBIO HABER SALIDO DE NUESTRO ORO NEGRO,OJALA Y LO LLAMEN A CUENTAS ANTES QUE SE NOS PELE CONO DUARTE DE VERACRUZ.SI ES QUE ESTAMOS BUSCANDO CULPABLES,ESTE ES UNO DE ELLOS.

    ResponderEliminar
  12. Parece que tendremos el segundo VIRREY VIDEGARAY:
    El fundamental problema del sistema político de la Nación Mexicana: el beneficiario aquí en México es el gobierno y no el pueblo; El gobierno y la sociedad deben de tener los mismos intereses, si no es así, si el gobierno trabaja para sus propios fines, peor aún, asociados con fines de países o negocios extranjeros, la propia existencia del estado queda en entredicho, para cualquier entidad nacional del mundo. El país libre y soberano se convierte en COLONIA, VIRREINATO, ESTADO ASOCIADO o SUBSIDIARIO

    ResponderEliminar